El precio de los trasteros se mantiene al alza en el País Vasco

El precio de los trasteros se mantiene al alza y en el caso del País Vasco ha alcanzado en 2023 su valor más alto desde 2008, con una media de 1.300 euros el metro cuadrado. Es uno de los datos que aparece en el anuario del Colegio de Registradores de España elaborado con los datos de todas las transacciones inmobiliarias que se realizan.

El precio de los trasteros se mantiene a alza superando los 1.300 euros el metro cuadrado

El importe medio registrado en el año 2023 supone el nivel máximo desde 2008, es decir, los mayores precios medios de los últimos quince años. Desde la segunda mitad de 2014 la tendencia de los precios de trasteros ha sido claramente ascendente, con la excepción de 2019 y 2020, años en los que predominaron los ligeros descensos.

Desde un punto de vista territorial existe un predominio de los incrementos en el comportamiento durante el último año, en la medida que doce comunidades autónomas han registrado ascensos de precios, mientras que cuatro han registrado descensos y una ha mantenido resultados.

En términos absolutos, los mayores precios medios se han registrado en Comunidad de Madrid (1.508 €/m²), País Vasco (1.315 €/m²), Illes Balears (1.299 €/m²) y Cataluña (1.087 €/m²), mientras que los menores precios medios han correspondido a La Rioja (637 €/m²), Región de Murcia (723 €/m²) y Castilla – La Mancha (740 €/m²).

Además, alguno de los territorios donde los precios son ya altos son también los que han acumulado una subida más intensa de precios en los últimos años. En concreto, con respecto a 2022, el precio ha subido un 9,2% en el País Vasco por el 1,7% que ha subido a nivel nacional.

Todos tenemos la necesidad de guardar cosas que no utilizamos diariamente pero que precisan un sitio en unas viviendas cuyos metros cuadrados siempre nos parecen pocos. Guardar libros, ropa de temporada, material deportivo…, es lo más habitual en los trasteros. En el caso de Vitoria-Gasteiz la mayor parte de los edificios cuentan con este tipo de infraestructuras pero en muchos casos resultan poco eficaces por su falta de accesibilidad (no llega el ascensor) o por ser demasiado pequeños. De ahí que en las últimas fechas han comenzado a surgir empresas que se dedican a acondicionar edificios para convertirlos en contenedores de trasteros donde se pueden alquilar espacios de diferentes tamaño con una accesibilidad total (parking, ascensores, utensilios de transporte…).

Otro de los motivos para el auge de este tipo de trasteros es el hecho de que mucha gente no tiene una residencia fija y necesita algún espacio en el que guardar determinadas cosas en espera de que puedan ser utilizadas en un futuro.

+info


General Inmobiliaria, otra forma de ver las c@sas