Los habitantes del País Vasco, los que menos agua consumen por habitante y año

El consumo doméstico de agua en el País Vasco es significativamente menor que en el resto de España, según los últimos datos que ha dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística. La media del país es de 133 litros por habitante y día, mientras que en el País Vasco se sitúa en 97 litros por habitante y día. Esto reflejaría un consumo más responsable por parte de los ciudadanos vascos.

El consumo doméstico de agua en el País Vasco es significativamente menor que en el resto de España

Según los últimos datos difundidos por Amvisa (Agua Municipales de Vitoria-Gasteiz, S.A.) la dotación que se genera en la ciudad se sitúa en 113 litros por persona y día, cuando en 2001 era de 134 litros por persona y día. Esta reducción se debe a la mejora en los hábitos de consumo y también a los trabajos realizados especialmente en la gestión de la demanda y la continua reducción de la dotación doméstica diaria.

Para poner en valor este dato hay que indicar que la media en Europa se sitúa en los 144 litros por persona y día. Estos datos se refieren al consumo doméstico, es decir, que se no incluyen aquellos que tienen que ver con la ganadería o con la industria.

Agua de calidad

Además, una encuesta realizada recientemente por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz indica que la calidad del agua que se distribuye es muy alta. Sobre un baremo de 5, la nota que los vitorianos le ponen a su agua alcanza el 4,21. Esto hace que el 84% de la población considere el agua que les llega a sus casas como “buena” o “muy buena”.

Con estos datos no es raro que 9 de cada 10 personas que viven en Vitoria-Gasteiz asegure que utiliza el agua del grifo para beber, y de hecho las personas que hacen uso del agua embotellada indican que el motivo no está en que el sabor o el olor del agua del grifo presente deficiencias, sino que consumen agua embotellada por otros motivos.

El consumo apropiado de agua es uno de los objetivos claves de la sostenibilidad y los consejos para hacer un uso más ajustado son de sobra conocidos. Sustituir el baño por la ducha, instalar difusores en los grifos, aprovechar el agua de lluvia para regar o arreglar de forma inmediata cualquier fuga que podamos detectar, son algunas de las claves para mejorar nuestros registros de consumo.

+info


General Inmobiliaria, otra forma de ver las c@sas